Inicio CEA (Conferencia Episcopal Argentina) … Y LA PALABRA SE HIZO CARNE… (Jn 1,14)

… Y LA PALABRA SE HIZO CARNE… (Jn 1,14)

10
0
Haciéndonos eco de este Domingo de la Palabra, es una gran oportunidad para entrar en nuestro interior y ver como estamos parados frente a la Palabra. Como viene nuestra relación con la Palabra. Venimos del adviento, preparando el corazón a la espera de que La Palabra nazca en nosotros. Luego La Navidad nos mostró que la Palabra, aun estando en la cuna, ya daba sus primeros pasos, ya era signo de contradicción, ya era alabada por los sabios que llegaban con ofrendas, y estaba con los humildes, que la Palabra salió de su tierra con su familia y luego de 30 años escondida, la Palabra sale a nuestro paso y nos dice: “Vengan en pos de mi” … (Mt 4,19)
Nos servimos de Hb 4, 12 para exponer puntos de meditación:
La Palabra es viva: ¿cómo se traduce eso en mi vida? En mi día a día… ¿realmente me dispongo al encuentro con la Palabra y reconozco los movimientos de su mismo espíritu?,¿será que a veces lo que me dice la Palabra, la acomodo para justificar mis pecados, mis excusas, y así armar mi santidad según mis criterios?
Es eficaz: la Palabra me confronta, me incomoda para luego acomodarme a su voluntad, la palabra me deja en tinieblas para iluminarme (Cf Mt 4,16), para avivar la búsqueda, el deseo…
Es tajante: me dice que tengo que amar, perdonar… pero yo no estoy dispuesto y si pudiera cobro venganza… nada de poner la otra mejilla… la palabra es tajante, y mi orgullo Señor hace que no esté de acuerdo muchas veces, y quiera alejarme, aun sabiendo que tú eres las Verdad y el Camino.
La palabra penetra hasta donde se dividen el alma y espíritu: es que cuando el corazón realmente se abre a la Palabra, llega hasta lo “más íntimo que mi propia intimidad”, (San Agustín) y eso, aunque muchas veces duela y sea cuesta arriba, sabemos que es Dios quien está obrando, que nos invita a dar un pasito más en la fe.
Juzga los deseos es intenciones del corazón: que difícil Señor es ir contritos y humillados al sacramento de la Reconciliación… cuantas veces demoramos ese encuentro con tu misericordia, o creemos que “un pecadito” no tiene importancia, y no somos capaces de reconocer que lo que está mal, está mal, y aun sabiendo que tu juicio es de amor, no de castigo y distanciamiento, es amor infinito, que perdona todas nuestras culpas, nuestro orgullo hace que sigamos como si nada o que no nos perdonemos, cuando tú ya nos estás esperando con los brazos abiertos y preparas un banquete de bienvenida. (Cf Lc 15, 20-24)
Que cada misa, reconozcamos y pidamos con fervor: Señor no soy digno… pero una Palabra tuya…
La Palabra nos recuerda una y otra vez:
CONVIERTANSE (Mt 4,17) … porque YO HAGO NUEVA TODAS LAS COSAS
(Ap 21,5) … NADA ES IMPOSIBLE PARA MI (Cf Lc 1,37)
Pero nada de nuestra vida hubiera sido posible, si la Palabra no hubiera atravesado la soledad en Getsemaní, si la Palabra no hubiera padecido… nuestra vida no sería posible si la Palabra no se hubiera humillado… la Palabra dejó que la crucifiquen, y es ahí… justo ahí… que la Palabra, a la hora nona, entre el cielo y la tierra, colgada de un madero, calló, hizo silencio… y justamente en ese silencio fue cuando al Palabra se hizo fecunda… cuando la palabra dio Vida… y la sigue dando en abundancia en cada paso de nuestro caminar.
Que la Palabra atraviese tu trabajo, tu enfermedad, tus discordias, tu “no tengo ganas”, tus inquietudes, tus deseos más profundos, tus ojos tristes, tus dificultades.
La Palabra está ahí contigo… hacele lugar cada día, mirala, sonreile, amala, que se haga tuya… que todo lo que salga de vos, no sea otra cosa que fruto de esa Palabra que vive ardientemente en tu corazón y juntos podamos hacer frente a las adversidades y hasta el final decir:
La Palabra es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?
La Palabra es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar?  (Cf Sal 26)

 

BENDICIONES!!

Artículo anteriorSEMANA DE ORACION POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
Artículo siguienteSILENCIO EN LAS IGLESIAS ANTES Y DESPUES DE MISA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí