Inicio Diócesis FALLECIÓ EL HNO ANTONIO SCANO

FALLECIÓ EL HNO ANTONIO SCANO

289
0

AYER 29 DE JUNIO, DÍA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO FUE SEPULTADO EN NUESTRA CIUDAD EL HNO. FRANCISCANO ANTONIO SCANO, QUE POR MUCHOS AÑOS ESTUVO EN EL CONVENTO SAN FRANCISCO DE LA CIUDAD DE S.S. DE JUJUY.

SEMBLANZA

+ Fray Antonio Scano ofm (1932-2021)

Profundo dolor ha causado el fallecimiento del querido hermano Antonio, quien por 51 años desplegó su apostolado misionero y franciscano en el Norte Argentino.

Llegado en 1970 desde su Italia natal, su primer destino fue la Capellanía del Ingenio San Martín de El Tabacal, pasando luego a la comunidad franciscana de Aguaray, donde le toco junto a otros celebres misioneros franciscanos, sentar las bases de la actual parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, recorriendo incansablemente, la inmensa jurisdicción de la misma, llegando a los puntos más distantes y casi inaccesibles del norte salteño, celebrando el don de la vida y construyendo comunidades en la liturgia y en el servicio, gracias al Diaconado que oportunamente recibiera.

Luego de 16 fecundos años, en 1990 fue trasladado al convento San Francisco de la ciudad de Salta, distinguiéndose por su gran acompañamiento a los enfermos y sobre todo en la formación de la comunidad en el Barrio Norte Grande, donde pudo, con la ayuda de muchos bienhechores levantar la capilla y el complejo adyacente dedicado a San Francisco Solano.

En el año 2008 es trasladado al convento San Francisco de la Ciudad de San Salvador de Jujuy, donde ha permanecido hasta el presente y donde ya con el cansancio de los años y el desgaste de la enfermedad, ha entregado su alma al creador el día 28 DE JUNIO de 2021 contando con 89 años de Edad.

Con su muerte, se despide al último de los misioneros italianos de la antigua Custodia Franciscana de Salta, cerrando así el valioso capítulo de la historia eclesial del norte argentino, regado por el ejemplo de santos y heroicos misioneros, que en la fidelidad al habito de San Francisco de Asís, supieron trasmitir el mensaje evangélico de la paz y el Bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí