Inicio Diócesis MENSAJE DE LOS OBISPOS DE JUJUY CON MOTIVO DEL 6 DE AGOSTO

MENSAJE DE LOS OBISPOS DE JUJUY CON MOTIVO DEL 6 DE AGOSTO

392
0

 

A TODOS NUESTROS QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS

 

 

 

“Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos;

perplejos, pero no desesperados…,

 derribados pero no aniquilados…” (2Cor. 4, 8-9)

 

 

 

Los obispos de la Prelatura de Humahuaca y el Obispo de Jujuy junto a todos nuestros agentes pastorales, al celebrar hoy 6 de agosto la Solemnidad del Santísimo Salvador, queremos acercarle a todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Provincia de Jujuy, una palabra de aliento, de esperanza y solidaridad en estos tiempos tan difíciles que todos estamos atravesando a causa del coronavirus.

 

Como Iglesia queremos que sientan nuestra cercanía y todo nuestro afecto fraterno en estos momentos difíciles. Pero muy particularmente, nos sentimos cercanos y solidarios con nuestros hermanos que se encuentran enfermos y sus familias.

 

De manera insólita e impensada  esta pandemia del coronavirus nos está afectando no sólo con consecuencias sanitarias sino también sociales, económicas, laborales y afectivas. Muchos de nosotros estamos experimentando desasosiego, miedo, dolor, aislamiento y privación de nuestros afectos; y lo más doloroso, la pérdida de vidas de algunos seres queridos. Nuestra vida y todo lo que tiene que ver con ella se ha resentido, y como nunca, se manifiesta lo frágil que puede llegar a ser.

 

A todos queremos decirles que no están solos: sabemos por la fe que nuestro buen  Dios está con nosotros, así como también experimentamos y agradecemos a tantas personas que están haciendo lo imposible para cuidarnos y curarnos.

 

Pensando en nuestras comunidades a las que sabemos tan generosas, solidarias y comprometidas, las invitamos a poner lo mejor de cada uno y  de cada comunidad para acompañar en todo lo que podamos a los que se hallan más afectados.

 

Agradecemos a todas las personas e instituciones que están trabajando en la primera línea contra esta pandemia: trabajadores de la salud, médicos, enfermeros, agentes sanitarios, personal auxiliar, personal de las fuerzas de seguridad, etc. Sabemos también que hay muchos otros actores sociales que están trabajando de manera desinteresada a favor de las personas y familias más desamparadas. Dios quiera que este testimonio de solidaridad estimule a muchos otros.

 

Y para seguir transitando lo que nos quede por delante, pidamos hoy al Santísimo Salvador, el Señor Jesús Resucitado, que nos fortalezca en la fe, la esperanza y el amor. Lo necesitamos porque tendremos que poner mucha fuerza para seguir cuidándonos y cuidando a nuestros seres queridos, respetando todas las medidas sanitarias y de bioseguridad que nos recomiendan las autoridades sanitarias.

 

Seamos todos una sola familia en estos tiempos difíciles.  Que no haya distinciones ni banderías entre nosotros a la hora de poner el hombro y tender la mano al que nos necesita.  No se nos pase de largo ninguna obra buena que podamos hacer por los demás.  Cultivemos todo lo que construye y edifica la comunidad que debemos vivir todos los jujeños. Siempre busquemos hacer lo que nos une y desechar todo lo que nos pueda dividir en este momento tan duro.

 

Para todo lo bueno que queremos hacer, tengamos por seguro que nos acompañará la bendición y la protección del Santísimo Salvador y de nuestra Madre del Rosario de Río Blanco y Paypaya, Patrona de la Provincia de Jujuy.

 

Con afecto de padres y hermanos.

 

+ Félix Florencio Paredes Cruz

Obispo Prelado de  Humahuaca

 

+ César Daniel Fernández

Obispo de Jujuy

 

+ Pedro Olmedo Rivero

Prelado emérito de Humahuaca

Artículo anteriorSALUDO DEL OBISPO CESAR DANIEL FERNÁNDEZ A LOS SACERDOTES EN SU DÍA
Artículo siguienteSALUDO DEL OBISPO PARA LA FIESTA PATRONAL

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí