Inicio Diócesis LA REFLEXIÓN DEL OBISPO PARA ESTE DOMINGO 4º DE CUARESMA

LA REFLEXIÓN DEL OBISPO PARA ESTE DOMINGO 4º DE CUARESMA

204
0

Domingo 22 de marzo de 2020

Queridos hermanos y hermanas:

Prestemos atención al Evangelio de este IV Domingo de Cuaresma, en la versión más breve que nos presenta la Liturgia de hoy:

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     9, 1. 6-9. 13-17. 34-38

    Jesús, al pasar, vio a un hombre ciego de nacimiento. Escupió en la tierra, hizo barro con la saliva y lo puso sobre los ojos del ciego, diciéndole: «Ve a lavarte a la piscina de Siloé», que significa «Enviado.»

    El ciego fue, se lavó y, al regresar, ya veía. Los vecinos y los que antes lo habían visto mendigar, se preguntaban: «¿No es este el que se sentaba a pedir limosna?»

    Unos opinaban: «Es el mismo.» «No, respondían otros, es uno que se le parece.»

    Él decía: «Soy realmente yo.»

    El que había sido ciego fue llevado ante los fariseos. Era sábado cuando Jesús hizo barro y le abrió los ojos. Los fariseos, a su vez, le preguntaron cómo había llegado a ver.

    Él les respondió: «Me puso barro sobre los ojos, me lavé y veo.»

    Algunos fariseos decían: «Ese hombre no viene de Dios, porque no observa el sábado.»

    Otros replicaban: «¿Cómo un pecador puede hacer semejantes signos?» Y se produjo una división entre ellos. Entonces dijeron nuevamente al ciego: «Y tú, ¿qué dices del que te abrió los ojos?» El hombre respondió: «Es un profeta.»

    Ellos le respondieron: «Tú naciste lleno de pecado, y ¿quieres darnos lecciones?» Y lo echaron.

    Jesús se enteró de que lo habían echado y, al encontrarlo, le preguntó: «¿Crees en el Hijo del hombre?»

    El respondió: « ¿Quién es, Señor, para que crea en él?»

    Jesús le dijo: «Tú lo has visto: es el que te está hablando.»

    Entonces él exclamó: «Creo, Señor», y se postró ante él.

Palabra del Señor.

Este hermoso texto del Evangelio de San Juan está cargado de simbolismos.  Jesús se ha presentado como “luz del mundo” (8,12), suscitando la polémica con los judíos.  Es curioso ver que el enfermo no pide nada.  Es Jesús quien le mira.  La ceguera (con el sufrimiento que conlleva) indica la situación natural del hombre, de cada uno de nosotros.   Todos somos ciegos de nacimiento.  Todos estamos enfermos y enfermos de una enfermedad tan grave que no nos quedan fuerzas para acudir al Único que nos puede curar.

Jesús es el médico que toma la iniciativa.  Y así con gestos y palabras, Jesús va llevando al ciego no sólo a recobrar la vista, sino al abandono de la fe y a la glorificación de Dios con obras y palabras.

En el camino de la cuaresma hoy brilla una luz particular que nos invita a encontrarnos más profundamente con el Señor Jesús.  El ciego ha seguido un proceso – de las tinieblas a la luz de la fe en Jesús – que le habla, que está delante de él.  Para nosotros el camino es el mismo: encontrarnos de tú a tú con el que ha cambiado nuestra situación; con quien nos ha sacado de la noche de la ceguera y nos ha hecho pasar a la luz de la fe.  Nuestra vida cristiana está marcada por este encuentro con el Señor Jesús en quien nos apoyamos y quien nos pide una adhesión incondicional a su Persona.

Siempre está el Señor frente a nosotros y nos habla.  Si nos ilumina esa luz de la fe para encontrarlo en cada momento, pidámosle en estos momentos difíciles que estamos viviendo, que nos haga comprender el sentido purificador de esta cuarentena cuaresmal y salgamos de ella fortalecidos y maduros en la fe, porque ha sido una experiencia transformadora. 

Como los israelitas fueron llevados de la esclavitud a la libertad para dar gloria a Dios en el desierto, abracemos con alegría este camino dejando la esclavitud del pecado para caminar por este desierto purificador y poder en la Pascua confesar la fe en el Señor resucitado, luz del mundo y vida de nuestra vida.

Con mi paternal bendición:

+ Padre Obispo Daniel

Artículo anteriorPUBLICAN UNA CELEBRACIÓN PARA REALIZAR EN LA CASA
Artículo siguienteREFLEXIÓN DIARIA DEL OBISPO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí