Inicio Diócesis EL OBISPO PROPONE UNA REFLEXIÓN DIARIA SOBRE EL EVANGELIO

EL OBISPO PROPONE UNA REFLEXIÓN DIARIA SOBRE EL EVANGELIO

281
0

DESDE HOY EL OBISPO DE JUJUY PROPONE VIA LAS REDES SOCIALES UNA REFLEXIÓN DIARIA SOBRE EL EVANGELIO.

LA DE ESTE 19 DE JULIO VERSA SOBRE LA FIGURA DE SAN JOSÉ, PATRONO DE LA IGLESIA UNIVERSAL.

AQUÍ EL TEXTO:

19 de marzo de 2020
Solemnidad de San José
Queridos hermanos y hermanas:
A partir de hoy y mientras dure esta situación especial que nos tiene con los movimientos restringidos, incluso para participar de la Eucaristía cotidiana o para alimentar nuestra fe en la comunidad cristiana, me propongo hacer una breve meditación con el
Evangelio de cada día para que nos ayude a seguir alimentando nuestra fe, sosteniendo nuestra esperanza y creciendo en el amor a Dios y a los hermanos.
Hoy la Iglesia celebra a san José. Los invito a leer el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 1, 16. 18-21. 24a
“Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
Este fue el origen de Jesucristo:
María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo:
«José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados.»
Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado.
Palabra del Señor.


Mirándolo a José podemos aprender hoy de su silencio y de su capacidad para entrar en el Misterio de Dios. José es el modelo del hombre justo y obediente. Supo escuchar a Dios en el silencio para obedecer su Voluntad. Largos silencios hasta comprender que su
prometida llevaba en su seno al Hijo de Dios, el Salvador. Largos silencios camino a Belén, en el camino a Egipto, en la vuelta a Nazaret una vez que murió Herodes, largos silencios en el taller de carpintero. Así pudo “entrar” en el Misterio del amor de Dios que llenaba su
vida y lo invitaba a colaborar en la obra de la salvación.
Aprendamos del silencio de José, en este tiempo de cuarentena, en la sobriedad de la Cuaresma, para sintonizar desde el silencio con la Palabra de Dios que también a nosotros nos invita a “entrar” en el misterio de su Amor por cada uno de nosotros y hacer que ese
Amor llene y de sentido a nuestra vida.
Si la Cuaresma nos invita a la interioridad, volvamos sintonizar con nuestro corazón, allí donde habita el Espíritu de Dios.
San José, ruega por nosotros y por todo el mundo.
Con mi paternal bendición:

  • Padre Obispo Daniel
Artículo anteriorEL OBISPADO DE JUJUY DICTA NORMAS SOBRE LAS CELEBRACIONES LITURGICAS
Artículo siguienteSE PUBLICAN LOS HORARIOS DE MISA Y PROGRAMAS CATÓLICOS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí