Inicio INTERNACIONALES Afirman que “el aborto legal no reduce las muertes maternas”

Afirman que “el aborto legal no reduce las muertes maternas”

265
0

DE “LA CAPITAL” de Rosario.

Una asociación de médicos cuestionó una campaña que propone la legalización como solución para disminuir los fallecimientos.

“Está comprobado que el aborto legal no reduce las muertes maternas”, manifestó en un comunicado la asociación Médicos por la Vida de Rosario, ante la campaña que lanzaron profesionales de la salud para promover esta práctica con grandes carteles en la vía pública donde se señala que, para prevenir abortos clandestinos, hay que legalizarlos.

   María José Mancino, presidenta de la entidad, que tiene carácter internacional, y sede en Rosario, señaló que “ninguna ley de aborto en el mundo logró disminuir la práctica y mucho menos la mortalidad materna”, y destacó que en Chile bajó este índice en 40 puntos (entre 1980 y 2015) gracias a las leyes que restringen la práctica.

   Mancino, médica psiquiatra, señaló que se informa poco respecto al sufrimiento fetal. “Estudios científicos demuestran que los bebés gestantes sufren un dolor insoportable durante el aborto. Todas las fibras sensoriales de dolor lo conducen a través del sistema de activación reticular y otro porcentaje en el tálamo, órgano del encéfalo, con el fin de localizar de donde proviene el dolor. Todo ello desde la séptima semana de gestación, es decir antes de que la mujer sepa que está embarazada”.

   Tampoco se dicen las consecuencias que la interrupción del embarazo tienen para la mujer. “El 50 por ciento de las personas que abortan —y luego quieren concebir un hijo— corren un alto riesgo de que el bebé nazca de forma prematura. Además, la madre podría sufrir ruptura del cuello del útero, perforación uterina, aumento del riesgo de cáncer de mama, ovario e hígado, y consecuencias psicológicas como trastornos de ansiedad, depresión y el riesgo de suicidio (que en estos casos se incrementa de 200 al 300 por ciento), por mencionar algunas”, aseguró.

   “Todos estamos de acuerdo en que deben terminar las muertes maternas por abortos, pero la solución no es legalizarlo. Desde Médicos por la Vida coincidimos en que la manera, que además está comprobada científicamente, es mejorar las condiciones de control perinatal, educación y los factores sociosanitarios como el acceso al agua potable, las cloacas y las viviendas”, señaló.

Los datos oficiales

Según los datos del Ministerio de Salud de la Nación, las principales causas de muertes de mujeres en Argentina son por enfermedades del corazón (34.066), por tumores malignos (30.225), por neumonía influenza (14.128), por enfermedades cardiovasculares (10.989) y en quinto lugar por accidentes y secuelas (3.296). Recién en el lugar número 40 se hallan las muertes maternas por abortos (inducidos aproximadamente 31). “Hay que solucionar esto, más allá del número que den las estadísticas. Nos interesa por sobre todo cuidar a la mujer y más si la mujer está en estado de gestación. El Estado debería procurar su cuidado en vez sólo hacerlo para promover la práctica del aborto”, subrayó la médica.

   Respecto a la campaña que lleva como lema #SalvemosMilesDeVidas, desde Médicos por la Vida dijeron que se trata de “publicidad engañosa”, porque promueve la creencia de que una ley “mágicamente” convierte en “segura” una “intervención médica” que en ningún caso lo es.

   Desde la asociación civil Médicos por la Vida y Médicos por la Vida Internacional —con sedes en más de 10 países de todo el continente americano— los profesionales presentaron más de 50 proyectos sobre programas de maternidad vulnerable y primera infancia, para cuidar tanto a la mujer como a la vida en gestación. Varios de ellos fueron presentados en el Congreso Nacional y esperan su tratamiento por parte de los legisladores.

Artículo anteriorJORNADAS BIBLICAS EN PARROQUIA SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
Artículo siguienteSE REALIZA ESTE DOMINGO LA COLECTA NACIONAL MAS POR MENOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí